Por: José Daniel Lopez

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Gmail

El director del tanque de pensamiento “Bogotá Piensa, Bogotá Progresa”, José Daniel López, resalta que a pesar de los esfuerzos de la administración distrital por ampliar la planta de inspectores de policía en un 58% durante este año, a partir de la entrada en vigencia del nuevo Código Nacional de Policía, se necesitan esfuerzos mucho mayores para que la ciudad pueda adaptarse exitosamente al nuevo marco legal.

La entrada en vigencia del Nuevo Código de Policía trajo consigo gran expectativa frente a la aplicación de nuevas normas de convivencia ciudadana. Pero aún existen grandes retos en materia operativa, como es el caso del traslado de competencias de los alcaldes locales a los inspectores de policía para la función de control urbanístico y de actividades económicas.

Anteriormente, un alcalde local conocía de estos casos, generalmente asociados a la presencia de discotecas y bares en zonas residenciales, ruido excesivo y violación de normas de altura en construcciones, entre otros. Pero con el nuevo Código de Policía, esta competencia pasa a manos de los inspectores de policía, quienes a hoy no cuentan con las herramientas necesarias para asumir este reto, pese a los esfuerzos de preparación que está adelantando la administración distrital.

“Por fortuna, la Secretaría de Gobierno tiene la voluntad para afrontar este reto. Pasaremos de 63 inspectores que hay actualmente a 100 a final de año, más recursos económicos y dotación tecnológica para las inspecciones. Pero al mismo tiempo, debemos advertir que estos 100 inspectores seguirán insuficientes para el volumen de quejas que arroja la ciudad”, señaló López, quien lanza esta semana un documento académico con una alerta temprana sobre la materia.

Con corte al 30 de abril de este año, se han presentado 7.293 denuncias en materia urbanística y 1.757 casos en el campo de actividad económica. Si se proyecta esa tendencia a 12 meses y se considera la planta anunciada de 100 inspectores, se tendrá que cada funcionario tendrá a cargo un promedio de 362 procesos anuales. “En otras palabras, deberá evacuar 0,99 casos diarios, suponiendo que trabaje fines de semana y días festivos. Esto es imposible, considerando los tiempos que demanda cada proceso”, remató el director del tanque de pensamiento.

Finalmente, López instó a la administración distrital a fortalecer aún más la planta de inspectores de policía, robustecer la capacidad institucional, humana y tecnológica de las inspecciones de policía y trabajar de la mano con la sociedad civil organizada (juntas de acción comunal, asociaciones de vecinos, academia, gremios y asociaciones de padres de familia, entre otros), en la socialización de las nuevas reglas de juego derivadas del Código Nacional de Policía.

Pin It on Pinterest

Share This