Por: Diego Tovar

Estimados compañeros,

Después de más de cuatro meses de confinamiento, debemos estar agotados de estar en casa, ansiosos por salir, trabajando más de la cuenta, con desequilibrio en el balance trabajo-familia y por eso considero que nuestro papel como parte del equipo ejecutivo de una compañía, es fundamental en estos momentos. Por eso, quiero compartirles algunas reflexiones sobre las competencias y comportamientos que creo, debemos exhibir más que en cualquier otra época.

Aún cuando parezca extraño, iniciaré por la conciencia sobre uno mismo. En este momento es clave elevar nuestros niveles de conciencia, sobre nuestro carácter único, para aprovechar nuestras mejores capacidades y minimizar aquellas en que no destacamos. Evidentemente, entender nuestros propios objetivos, pensamientos y sentimientos, resultará de beneficio para gestionar nuestra relación con los equipos de trabajo y para ello debemos trabajar primero en nosotros mismos, como dicen en los aviones: antes de auxiliar a su vecino, asegúrese de ponerse la máscara de oxígeno suya.  Así, dedíquese tiempo a usted mismo y cree sus espacios, invierta en el auto cuidado y practique alguna técnica de relajación como el mindfulness o la oración. Pida feedback a sus colegas y mantenga una mentalidad de abundancia.

En segunda instancia, es muy importante el percibir la perspectiva de los demás, para poder hacer parte de relaciones productivas a partir del conocimiento de las relaciones interpersonales y la inteligencia social. Este tema de percibir la perspectiva de los demás pasa por el entender los objetivos, creencias, deseos y direccionadores de los demás, y se logra practicando la escucha activa, invirtiendo recursos en el soporte y desarrollo de nuestros colaboradores, con mucha comunicación oportuna y desde el liderazgo, ejercitado con empatía y compasión. También resulta clave, la conciencia del contexto, a través de la sensibilidad para entender como el contexto que nos proporciona el entorno y la parte social, también inciden en los comportamientos de las personas y cómo es relevante el entendimiento de la situación particular de cada quién y la influencia que tiene la mencionada situación de cada uno. Es importante asegurar el contexto, logrando que nuestra gente tenga todo lo que necesita de infraestructura para trabajar desde casa, sin hacer supuestos y siendo realistas con sus expectativas.

Espero que estas reflexiones sencillas sobre el tipo de liderazgo que debemos exhibir en las actuales circunstancias, les sean de utilidad para ayudar a todos nuestros equipos, en momentos en los que no debemos olvidar que “trabajamos con y para seres humanos”.

Un abrazo,

 

*Miembro Dirección de Empresa, Industria y Competitividad

Compartir.

Para poder encontrarnos hay que acercarse Al Centro.