Por: Juan José Ramirez

 

La noche de Halloween o su nombre original de la víspera de todos los santos, es una de las celebraciones más antiguas que se originan de ritos paganos celtas y tal como la conocemos data entre los años 1500 al 1800, siendo rituales para repeler brujerías y enfermedades.

Ahora esta celebración se ha destacado por que ha impulsado la imaginación de todos desde como nos disfrazamos a crear historias de fantasía y terror, pero también creando nuevos mundos, lo que nos ha hecho reflexionar frente a situaciones que nuestra lógica algunas veces no comprende.

Estas historias permitieron que, en una noche de Halloween de 1938, en Estados Unidos sucediera uno de los fenómenos más recordados en la historia de las comunicaciones, el cual, en 59 minutos, la Intercontinental radio news inicio una transmisión de la novela de Herbert George Wells, la guerra de los mundos, narrando la historia de una invasión extraterrestre.

Los locutores ejecutaron magistralmente la historia presentando escenarios creíbles, con sus sonidos y fuentes verificables para la época como las noticias por un medio de comunicación, y narrando detalles pormenorizados de los gases venenosos y los rayos de destrucción, complementándola con una tragedia como el asesinato del periodista por los extraterrestres en la azotea del estudio.

¿Sucedió la invasión? Claro que no, pero probablemente si la incluimos en redes sociales hoy en día puede ser creíble, por todos los componentes de como se transmitió, y en nuestro país además algunos estarían a favor y otros en contra de la invasión, pero este suceso de una noche de Halloween nunca fue verdad y solo hasta el minuto 40 de la transmisión aclararon que era ficción, pero era tarde ya que esta transmisión generó pánico en más de un millón de personas provocando congestiones vehiculares por parte de las personas que trataban de escapar.

Esta noticia falsa se considera en las comunicaciones como el inicio de las fake news en las comunicaciones modernas dejando además en evidencia el poder de los medios de comunicación masivos, eso sí dejándonos una enseñanza y es como combatir estos contenidos falsos.

En la actualidad debido a la influencia no solo de los medios de comunicación sino de las redes sociales, se crean millones de noticias falsas lo que se ha agravado en la época de pandemia como lo establece una publicación de Forbes de mayo de este año que según información de Facebook se generó alerta en aproximadamente 40 millones de publicaciones y aun más preocupante señala que los Colombianos de un trabajo desarrollado de Kaspersky y CORPA dentro de la campaña Iceberg Digital, el 73% somos los que menos logramos identificar las fake news.

La situación es preocupante incluso se habla de industrias dedicas a la producción de noticias falsas y las graves consecuencias de este fenómeno, las observamos en nuestra sociedad incluyendo agresiones y conflictos.

En consecuencia surge la responsabilidad de todos frente a este fenómeno no solo esperando que las políticas relacionados contra las fake news por parte de las entidades y sus manuales o medidas legales se apliquen sino de nosotros depende que las fake news no se propaguen.

La solución no está únicamente en las medidas legales y regulatorias de las entes de control, o en sus manuales, ni en las plataformas con sus alertas y bloqueos, sino en todos nosotros para lo cual la historia de Halloween de la guerra de los mundos nos demuestra como las detectamos y combatimos de manera rápida sin aplicar mucho tiempo.

Frente a las fake news en los medios de comunicación masivos, como la radio y la televisión, es más sencillo detectarlas por ser fuentes confiables y al ser medios autorizados, sin embargo, aquí debemos estar atentos es a la desinformación, lo cual lo podemos detectar verificando esta información y comparándola con otros medios de comunicación; y si son historias elaboradas y complejas, debemos entenderlas utilizando otros medios o personas que puedan ser expertas en los temas tratados.

De igual manera no creer en primeras impresiones como frases cortas o imágenes o audios sino verificarlos con la integridad de la noticia, verificando además la idoneidad de las personas que comunican la información, su perfil o preparación y como siempre creer en nuestro instinto y no en nuestros intereses o creencias.

Frente a las redes sociales y cadenas de WhatsApp, inicialmente no debemos creer en el contenido, ni en imágenes o sonidos de medios o fuentes que no conozcamos previamente o si las fuentes son chats o similares debemos comprobar la certeza del contenido buscándolo inicialmente en buscadores de internet para revisar los antecedentes de su certeza y comprobarlos con medios de comunicación masivos que recurramos frecuentemente.

Sino somos conocedores de estas búsquedas digitales acudir a nuestros allegados con conocimientos en estas búsquedas digitales para que nos ayuden a clarificar estos contenidos y eso si siempre creyendo en nuestro instinto, el cual nos conduce a los caminos de la verdad ya que la lógica siempre acabara la mentira.

Por último, debemos siempre concientizarnos de la responsabilidad que tenemos de no desinformar o retransmitir información falsa y mucho menos crearla siendo el deseo que las noches de Halloween, sean la oportunidad para las fake news de nuestra era digital creando nuevos mundos de ciencia ficción, siendo la única información falsa que beneficia a las humanos y sus comunicaciones.

*Director de Tecnologías de la Información

Compartir.

Para poder encontrarnos hay que acercarse Al Centro.