Por: Andrés Felipe Fuentes Velásquez*
@MarcaAF

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Gmail

Al iniciar un año siempre hacemos propósitos personales, familiares académicos y profesionales, por eso en esta ocasión los quiero invitar para que piensen sobre la posibilidad de desarrollar una idea de negocio o en otras palabras de emprender y así cumplir esos propósitos de año nuevo.     

Piensen en que emprender es una oportunidad fantástica para llenar los vacíos que muchas veces tiene la vida y responder a las necesidades de nuestra sociedad.  Todas las personas pueden emprender sin importar la edad, el estrato social o la profesión u oficio a la cual se dediquen. Es solo una cuestión de decisión.

Un denominador común en todos los emprendimientos exitosos, sin temor a equivocarme, es LA PASIÓN. Esta premisa la confirma el empresario colombiano  Alexander Torrenegra, cuando afirma que, «emprende en lo que eres súper apasionado» y la complementa el neurólogo Español, Francisco Mora, quien plantea majestuosamente que, «sin pasión no se aprende»; estas expresiones definen la diferencia entre triunfar o fracasar en este exigente ecosistema productivo.   

Por esta razón, es recomendable para los emprendedores, que incluyan en su léxico del día a día, estos 11 conceptos que serán una guía en la planeación, ejecución, verificación y ajustes de la propuesta de valor que presentarán al mercado, recuerden que como dice Sylvia Ramírez, coach de felicidad, emprender no es Disneylandia, pero cuando recibes los frutos no te cambias por nada ni por nadie, por eso atendamos con detenimiento estos consejos que quiero dejarles basados en mi experiencia profesional:

  1. Trabajo en equipo de forma multidisciplinar.
  2. Vocación de servicio.
  3. Toma de decisiones oportunas.
  4. Resiliencia. 
  5. Creatividad.
  6. Innovación constante.
  7. Disciplina.
  8. Constancia.
  9. Capacidad de Soñar y proyectarse a corto, mediano y largo plazo.
  10.  Optimización de los recursos humanos y tecnológicos.
  11.  Conocimiento financiero.    

Una vez interiorizadas y puestas en práctica en el diario vivir, se debe pensar, definir y escribir la idea de negocio, solo así, podremos empezar a hacerla realidad. Definido esto, se podrá aplicar a los diferentes beneficios que tiene y ofrece el sector público y privado, ya que sin recursos es aún más complicado el tema, por eso sugiero observar los siguentes canales de financiación.

Uno de los mayores referentes que tenemos en el país es el programa ofrecido por el Servicio Nacional de Aprendizaje SENA, quien implementó un proceso denominado: Ruta de Emprendimiento, a través del Fondo Emprender, que cuenta con tres fases a saber:  i) entrenamiento y elaboración del plan de negocio;  ii) implementación  del plan y; iii) evolución y seguimiento por parte de un comité de expertos en el tema; todo esto con el fin de que se haga entrega del capital semilla que oscila entre 49 y 149 millones de pesos, de acuerdo a las características del negocio y las bases en su consolidación y proyección.

Otros referentes para aplicar y apalancar nuestros emprendimientos los encontramos con Wayra Colombia, que le apuesta a las startups, INNPULSA,  que cuenta con recursos para fortalecer los emprendimientos en funcionamiento, Ventures, Destapa Futuro, Fondo Naranja, también son programas que ofrecen grandes beneficios a quienes le apuestan al emprendimiento. Lo cierto de todo esto es que existen millones de recursos económicos, programas de formación y capacitación de emprendimiento y lo único que hace falta es tomar la iniciativa y aplicar al que más se ajuste a nuestras necesidades y sueños.

Quiero concluir esta breve reflexión, reiterando la invitación para que le apostemos al emprendimiento en el 2020 y dejemos a un lado las excusas que nos alejan de nuestros sueños. Si bien somos estudiantes, profesionales, amas de casa, asalariados o estamos inactivos en el mercado laboral, lo bueno del emprendimiento es que todos cabemos en él. En mi caso, le aposte al emprendimiento periodístico y decidí crear mi propio programa informativo el cual difundo a tráves de redes sociales y el cual denominé: El Radar Informativo. Si son apasionados por el deporte los invito a seguirme en redes sociales.

Por si les queda otra duda, sobre los beneficios del emprendimiento, acá les dejo esta reflexión, es una solución para enfrentar el problema de desempleo en el país. Según cifras del DANE, para el mes de noviembre de 2019, la desocupación laboral llegó al 9.3%, si bien es de un solo dígito, resulta preocupante para el desarrollo económico del país.

*Columnista invitado y Miembro de número de la Dirección de Emprendimiento.     

Pin It on Pinterest

Share This