Por: Fabián Sampayo 

Hace tres semanas salieron los reportes del DANE acerca del Producto Interno Bruto (PIB) donde anunciaba que la economía colombiana se desplomaba en un 15.7% frente al año pasado, lo que significa que dejamos de producir 33,7 billones de pesos. Al leer podemos entrar en pánico o tomar la decisión de hacernos cargo del problema.

En mi caso tomo la segunda opción y para esto planteo que estudiemos las principales variaciones para proponer una estrategia desde lo que cada uno puede aportar, si nos unimos como país seguramente lograremos reactivar la economía paulatinamente. Según el TIEMPO las principales variaciones frente al 2019 en porcentaje son:

Si profundizamos en lo que esta gráfica nos permite evaluar observamos que los sectores más afectados son el entretenimiento, recreación y el comercio. Por lo que invito a que innovemos disruptivamente como Clayton Christensen lo mencionaba en su libro Clase Disruptiva. Y para lograr hacer esto debemos comprender el comportamiento del consumidor; los hábitos y emociones cambiaron radicalmente, ya no volveremos a disfrutar de las cosas como lo hacíamos antes. El hoy nos invita replantear la manera como consumimos en nuestro espacio FIGITAL (físico + digital).

El consumo seguirá existiendo, pero debemos saber descifrarlo y para esto podemos utilizar una herramienta poderosa de Alexander Ostewalder: El mapa de empatía. Esta nos invito a que situemos al cliente en el centro y nos respondamos ¿qué siente ese cliente?, ¿qué piensa?, ¿qué oye?, ¿qué dice y qué hace? De esta manera podremos identificar los miedos y deseos que se tienen y abordarlos con una propuesta de valor innovadora. Les comparto algunos casos de lo que se empieza a observar a nivel mundial en las categorías Pareto que sufrieron este desplome:

  1. Turismo: Venta de toures virtuales con realidad aumentada y con entrega de kit en la casa de cada persona. Aquí vendes una experiencia donde un guía te orienta, pero también tienes la oportunidad de conversar con tus compañeros de viaje virtual.
  2. Recreación: Rodrigo Garduño y Rodrigo de Ovando junto con su programa 54D lanzaron un entrenamiento gratuito durante toda la cuarentena, ahora monetizan su proyecto a través de un app que lanzaron ofreciendo el mismo servicio. 
  3. Entretenimiento: Venta de experiencias en casa a través de Zoom o Teams, en las últimas semana he tenido la oportunidad de participar en temas desde la siembra de suculentas en la casa hasta la elaboración de paellas con un chef virtual.
  4. Comercio: El comercio electrónico se ha intensificado sin embargo aún existe una brecha para que todos hagan parte de él, en mi caso utilizo la plataforma de Mercado Libre para ofertar productos que antes vendía presencialmente, con la ventaja que ahora no debo cubrir un costo de arriendo fijo.

La economía evidentemente se ha visto golpeada por la pandemia, sin embargo, podemos asumir dos actitudes: victimizarnos y seguir criticando al gobierno o volvernos protagonistas para convertir nuestro barrio, nuestra ciudad y nuestro país en ejemplos de resiliencia y superación.

Según Juan Daniel Oviedo, director del DANE, esta caída del 15.7% ha aportado ocho puntos adicionales a la tasa de desempleo en el 2020, sin embargo, la reactivación económica que estamos viviendo en estos últimos dos meses está generando la recuperación de 3,15 millones de empleos ocasionando también una recuperación importante en el índice de confianza comercial e industrial, presentando una tendencia positiva de más de 5pp. 

Nos queda un último trimestre de un 2020 transformacional pero que finaliza con fechas importantes para nuestra economía: el último día sin IVA, el Cyber Week, el Black Friday y las fiestas decembrinas. Esta es la oportunidad para jugar un rol de protagonistas y apoyar a millones de PYMES que están activando su economía nuevamente.

*Miembro Dirección de Emprendimiento

Compartir.

Para poder encontrarnos hay que acercarse Al Centro.