Por: Laura Herrera

Ayer se realizó la entrega de llaves de Electricaribe a Afinia y Air-e, las dos nuevas empresas que estarán a cargo de la prestación del servicio de energía en la costa caribe. Esta quizá es una de las noticias más importante del cuatrienio, por todo lo que significó para los habitantes de la costa el viacrucis del servicio de energía. El proceso de intervención de la empresa duró cuatro años y fueron tres mujeres las que lograron sacarlo adelante: María Fernanda Suárez, exministra de energía y minas; Natasha Avendaño, superintendente de servicios públicos; y Ángela Patricia Rojas, agente especial para Electricaribe. 

No es de extrañar que una de las pocas promesas cumplidas del presidente Duque se logró gracias al liderazgo femenino. Si hay algo para reconocerle a Duque es que le apostó a un gabinete paritario y gracias a esta decisión hoy tenemos más mujeres al frente de importantes carteras y sectores del país. Según ONU Mujeres, hoy somos el quinto país del mundo con más mujeres ministras de un gabinete presidencial, pero aún falta mucho por hacer, por ejemplo, Natasha Avendaño es la única mujer Superintendente que hoy tiene el país, las otras nueve son lideradas por hombres.

Algunos tienen la tesis de que no debería existir leyes que obliguen al acceso a oportunidades laborales a las mujeres ya que prima el merito y no el género; lamentablemente si no existieran estos tipos de disposiciones ni siquiera a las mujeres con méritos las tendrían en cuenta, hay un techo de cristal que a muchas mujeres no nos deja seguir escalando profesionalmente.

Hasta el día de hoy ninguna mujer ha podido ocupar el cargo de Ministra de Hacienda y Crédito Público y no es precisamente porque no existan mujeres capacitadas en Colombia para liderar esta cartera, sino porque existen estereotipos que persisten como por ejemplo pensar que las mujeres solo gastan y no saben manejar el dinero.

Hasta hace solo dos años, después de 117 hombres como ministros del Interior una mujer pudo llegar a ocupar ese cargo. El Ministerio de Defensa solo ha tenido una ministra mujer, Martha Lucía Ramírez; lo mismo sucede con el Ministerio de Salud, Beatriz Londoño ha sido la única en llegar a tal posición. Dos mujeres han logrado ser Ministras de Agricultura y en el Ministerio de Transporte solo hasta en el 2012 Cecilia Álvarez se convirtió en la primera mujer en liderar el sector. Mientras tanto carteras como educación, cultura, comunicaciones y el ICBF han tenido un poco de suerte con más mujeres a la cabeza, esto es muy bueno, pero es la prueba de con qué tipo de imágenes relacionan a las mujeres y cuáles son los estereotipos que persisten. 

Por eso, debemos seguir promoviendo la igualdad de género, rompiendo los estereotipos, evitando cualquier sesgo o concepción preconcebida y eliminando el sexismo. Aún nos falta mucho camino por recorrer, por ejemplo, abrir espacios para mujeres trans. Sigamos exaltando y reconociendo a las mujeres que han liderado importantes proyectos en el país para así inspirar a otras a asumir un papel dentro de la agenda pública, y aumentar la visibilidad en la toma de decisiones y participación en el poder. No dejemos de enaltecernos, no dejemos de hablar de equidad de género, no dejemos de revelar las cifras; en un mundo androcentrista debemos seguir amplificando nuestra voz hasta que a las mujeres se nos den oportunidades por igual.

*Miembro Dirección de Seguridad y Justicia

Compartir.

Para poder encontrarnos hay que acercarse Al Centro.